Weekeend trip to Guadalajara

Muy buenos días! Lo primero felicitaros el Año Nuevo, desearos lo mejor y que vuestros deseos y propósitos se vayan cumpliendo. Todavía nos quedan los Reyes, último atracón, con su delicioso roscón al que no me pienso resistir. Toca volver a la normalidad y coger con fuerza este año, a ver si entre todos lo hacemos un poquito mejor!

Para comenzar os cuento nuestra última escapada del año, que ha sido por Guadalajara. La ruta de los pueblos negros, que toman su nombre de su aspecto negruzco. Son pueblos donde la abundancia de pizarra ha provocado que dicha roca haya sido utilizada tradicionalmente como elemento central de su arquitectura, confiriéndoles ese característico color oscuro.

El primer pueblo en visitar fue Cogolludo a 40 kilómetros de Guadalajara. Asentado sobre una colina posee unas maravillosas vistas.

El siguiente pueblo que visitamos, más hacia el norte, fue Valverde de los Arroyos.

En su término municipal se encuentra, las Chorreras de Despeñalagua, que como podéis ver, con la falta de lluvias y nieve están muy sequitas.

Hacia el Noroeste nos encontramos con Majaelrayo y Campillo de Ranas, éste último quizá, el pueblo que más nos gustó. Máximo explendor de la arquitectura negra.

Pasado Tamajón nos encontramos con Retiendas, cuyo especial atractivo es el Monasterio de Bonaval, aunque yo diría que más bien es su entorno y su paseo hasta llegar a él. El monumento se halla casi en ruinas pero el camino tiene algo de misterioso y fantasmal, a mí personalmente me encantó.

Un precioso viaje en el que omitido, para no cansaros, otros pueblos y lugares. Os lo recomiendo, nos ha gustado y sorprendido muchísimo.

Espero que os haya gustado nuestra última escapada del año! Cual será la próxima? To Be Continued

Turismo en Patones de Arriba

Turismo en Patones de Arriba

Muy buenos días! Ya os comenté que os enseñaría alguno de los destinos de las mini vacaciones que tuvimos en Enero. Hace tiempo que queríamos visitar Patones de Arriba, un precioso pueblo de la Comunidad de Madrid. Pero como debéis suponer los fines de semana o festivos es imposible, porque aquello se masifica y además al pueblo no se puede acceder en coche y el parking habilitado es muy pequeño. Así que aprovechando, fuimos entre semana y eso si que fue un lujo. Poder pasear por sus calles casi solitos… Cada rincón es una joya y aunque, para los que tenemos pueblo, es un paisaje muy familiar, no deja de sorprender su estupenda conservación y su belleza. Os lo recomiendo 100%

Aunque el día era soleado hacía bastante frío y yo elegí este coordinado cómodo y muy abrigado.  La bomber de camuflaje de Zara, jeans encerados y mis súper botas que me acompañan en todas mis escapadas por su comodidad y confort. Como no, gorrito con pompón, y gracias, porque el viento amenazaba con ponerle los pelos en revolución!

Es increíble la cantidad de lugares cercanos a dónde cada uno vivimos que no conocemos. Este año amenazamos con ir descubriendo rincones, este sí que es un propósito para el 2017.

Por cierto, este mes se cumplirán tres años que llevo dando la paliza con mi blog. Me parece increíble pero aquí estoy. Aunque es mucho trabajo sin ganancia (esto es lo que le resulta increíble a  muchas personas) ha merecido la pena con creces. Han aparecido en mi vida amistades muy valiosas para mí y eso es lo más!

Os deseo una feliz semana y os espero por aquí el lunes que viene con más moda, de la mía! Intentad ser felices. Besitos