Turismo de película… Lugares que nunca creeras que existen

El mundo tiene reservado innumerables bellezas para todos sus habitantes, quienes a menudo subestimamos sus espectáculos. Bien sea por ignorancia o por ese afán de amargarnos por cosas sin mayor relevancia, el ser humano suele voltear la mirada ante todos esos lugares que la historia y la naturaleza han dispuesto para nosotros. A continuación, ahondamos en algunos de estos regalos de Dios.

Puerto Madryn

Es uno de los encuentros del ser humano con el mundo animal más impresionante que hay. En las frías playas de Argentina, se puede disfrutar de gigantescas ballenas francas que se postran a apenas metros de la orilla, experiencia que te permitirá interactuar con estas inmensas criaturas en un espacio cerrado y sin cautiverio. El lugar también presenta pingüinos y otras atracciones en su hábitat natural, lo cual permite apreciar una fauna atípica en este lado del mundo. Sin duda una experiencia inigualable.

Parque Canaima

En la Amazonas venezolana se esconde uno de los pulmones del mundo: Canaima. No solo se trata de un parque natural con rocas espectaculares, sino que te acerca al Salto Ángel, la caía de agua más elevada del mundo (1283 metros), que te hace perderte en la inmensidad. Uno se siente diminuto en el mundo. Se trata de un paseo en la selva único ante la atenta mirada de los tepuyes, edificaciones rocosas espectaculares que solo se encuentran en la región y que se remontan a los años más remotos del planeta tierra. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Ciudad de Troya

No muchos saben que las ruinas de la ciudad más contada en la literatura se ubican en la provincia de Çanakkale, Turquía. Lo cierto es que el lugar existe y se puede visitar en un tour único que permite disfrutar de la historia en su máximo esplendor. Todavía se pueden ver los restos de los muros que tanto les costó atravesar a los griegos en la pugna más recordada de los tiempos milenarios.

 

Templo Abu Simbel

Cuando se habla de Egipto, la referencia principal son las Pirámides que se ubican en El Cairo. Sin embargo, en el otro extremo del país, existe la posibilidad de conocer Abu Simbel, lugar que no habitúa en los tours tradicional, pero que no deja de llamar la atención tres mil años más tarde. Se trata de un templo espectacular que te recibe con cuatro figuras inmensas (Del Faraón y de su esposa, Nefertari) y con numerosas referencias. El lugar fue hecho por Ramsés, faraón por excelencia de la historia egipcia, y la leyenda cuenta que el lugar se hizo para intimidar a los vecinos. Es Patrimonio de la UNESCO y se encuentra en las cercanías de Nubia.

 

Las puertas del infierno

No estamos hablando de la espectacular creación de Rodin, sino de un fenómeno natural espeluznante y hermoso a la vez. En el desierto de Turkmenistán se encuentra el pozo de Darvaza, comúnmente conocido como “las puertas del infierno”, que no es otra cosa que un cráter gigantesco que se mantiene ardiendo desde 1971, como si fuese un volcán del subsuelo. No es un fenómeno natural, sino un accidente geológico que se suscitó cuando un grupo de geólogos rusos perforaron el lugar por error cuando intentaban conseguir gas natural. Dieron con una cueva natural y el suelo se tragó la perforadora. Para evitar una catástrofe, prendieron fuego al cráter, y éste nunca se apagó. No hay mucho que hacer, pero sí vale la pena verlo y disfrutarlo porque es impresionante.

 

Playas de Andamán

Las playas de Tailandia siempre han sido valoradas como de las mejores del mundo. Pero entre tantas posibilidades, los especialistas recomiendan la zona del Mar de Andamán, la cual se aprovecha de una zona costera particular. Se trata, ni más ni menos, que una espléndida arena blanca rodeada de palmeras al frente del agua cristalina. Se debe ir a Islas de Krabi para gozar de esto y perderse en playas como Koh Hong y Koh Phi Phi. Es quizá el secreto mejor guardado del país, por encima de Phuket, quizá la más conocida a nivel global. Un plan idílico para unas vacaciones con tu pareja o con la familia. Imposible arrepentirse. Un escape espléndido tras una gran carga de trabajo

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.