Weekeend trip to Guadalajara

Muy buenos días! Lo primero felicitaros el Año Nuevo, desearos lo mejor y que vuestros deseos y propósitos se vayan cumpliendo. Todavía nos quedan los Reyes, último atracón, con su delicioso roscón al que no me pienso resistir. Toca volver a la normalidad y coger con fuerza este año, a ver si entre todos lo hacemos un poquito mejor!

Para comenzar os cuento nuestra última escapada del año, que ha sido por Guadalajara. La ruta de los pueblos negros, que toman su nombre de su aspecto negruzco. Son pueblos donde la abundancia de pizarra ha provocado que dicha roca haya sido utilizada tradicionalmente como elemento central de su arquitectura, confiriéndoles ese característico color oscuro.

El primer pueblo en visitar fue Cogolludo a 40 kilómetros de Guadalajara. Asentado sobre una colina posee unas maravillosas vistas.

El siguiente pueblo que visitamos, más hacia el norte, fue Valverde de los Arroyos.

En su término municipal se encuentra, las Chorreras de Despeñalagua, que como podéis ver, con la falta de lluvias y nieve están muy sequitas.

Hacia el Noroeste nos encontramos con Majaelrayo y Campillo de Ranas, éste último quizá, el pueblo que más nos gustó. Máximo explendor de la arquitectura negra.

Pasado Tamajón nos encontramos con Retiendas, cuyo especial atractivo es el Monasterio de Bonaval, aunque yo diría que más bien es su entorno y su paseo hasta llegar a él. El monumento se halla casi en ruinas pero el camino tiene algo de misterioso y fantasmal, a mí personalmente me encantó.

Un precioso viaje en el que omitido, para no cansaros, otros pueblos y lugares. Os lo recomiendo, nos ha gustado y sorprendido muchísimo.

Espero que os haya gustado nuestra última escapada del año! Cual será la próxima? To Be Continued

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios